Definir el amor para evitar la violencia

Definir el amor para evitar la violencia

Vivimos un tiempo en el que la definición del amor esta en disputa. Esto sucede porque parece que no hay consenso. Parte del feminismo de finales de siglo XX y comienzo del XXI ha denostado el amor acusado de generar violencia de género. Las mujeres que han trabajado con mujeres maltratadas han constatado como cientos de mujeres dicen amar a los hombres que las maltrataron. No han cargado contra todo el amor, han cargado contra el amor romántico, que es el que tradicionalmente define el amor de pareja. En este artículo intentaré explicar como se define hoy el amor romántico, sus consecuencias y las alternativas:

¿Cómo se define el amor en twitter?

Voy a presentar varias citas sobre como se entiende el amor romántico buscando resultados bajo el Hashtag #AmorRomantico

  1. #SanViolentín ¡Que no nos cuenten cuentos! Los celos, la posesión y el control son violencia. ¡Desmontemos #SanValentin2019
  2. Los mitos románticos pueden generar #violenciadegénero en los jóvenes. #AmorRomántico
  3. Este #14DeFebrero rompamos con los mitos del #AmorRomántico que perpetúan la violencia y las desigualdades en la pareja.  Construyamos relaciones libres, responsables, respetuosas y sin falsas expectativas.
  4. #SanViolentin Días de alto #InflujoDePropaganda de #AmorRomántico Pretenden conseguir intoxicaciones para menoscabar nuestra valía y autonomía pero tenemos la mejor vacuna: #FeminismoEnVena NO es amor si desprecia humilla #AcosaYMata #1000motivos #8M#HuelgaFeminista2020
  5. El amor ni duele ni mata. !Nos queremos vivas!
  6. El principe azul no existe, el macho violento y posesivo sí
  7. El #AmorRomantico es la antesala de la violencia machista. #14Feb (foto)
  8. El amor romántico normaliza las relaciones donde la posesión es parte del núcleo y los celos son muestra de cariño. Limitar las decisiones y acción no es amar. (foto)
Imagen
Imagen

Lo que se puede apreciar en los mensajes es que el amor romántico es presentado como el chivo expiatorio de todos los males. El amor romántico es definido negativamente: posesivo, celoso, desprecia, atenta contra la autonomía de la mujer, crea desigualdad, es violento, duele y mata. Pero hemos de reconocer que el “Amor” es presentado como alternativa, el amor sin apellidos. Por otra parte, el amor sin apellidos es respetuoso, no duele, no es celoso, es libre, responsable y sin falsas expectativas.

¿Cuales son los iconos del amor romántico que transmiten violencia de género?

Los representantes del amor romántico son: San Valentín y El príncipe Azul de los cuentos de hadas.

Sin embargo, estos iconos de amor no reflejan la violencia de género que promulgan. Ningún príncipe azul maltrata a la princesa de los cuentos. San Valentín y su historia de amor no alberga tampoco ninguna violencia.

Si en la transmisión del amor romántico no existe violencia ¿Por qué el amor romántico es el chivo expiatorio?

Ciertamente, existen mujeres que sufren violencia de género por parte de sus parejas y ex-parejas. Esta realidad es analizada de diferentes modos desde el feminismo y con diversas consecuencias. Desde la mirada de algunas feministas el amor romántico es un amor tóxico. Un amor que maltrata, un amor que controla, celoso. Pero esta definición de amor es per se imposible, errónea, un oximoron o absurda, del mismo modo que si se definiera la libertad como “Libertad opresora”, o la igualdad como “la igualdad privilegiada”. El amor no debe ser definido como tóxico, porque definir el amor negativamente provoca que las personas no lo vean como deseable y se alejen de un ideal con las consecuencias que esto contrae. Pero el feminismo que critica el amor romántico, no yerra completamente y da una vía alternativa al amor romántico que es el Amor (sin apellidos). Otro feminismo basado en evidencias, rechaza esta crítica al amor romántico argumentando que el amor romántico es amor y el amor es siempre respeto y está siempre separado de cualquier violencia. Según esta linea de pensamiento feminista la violencia no proviene del amor, sino que proviene de los hombres violentos. Es decir que tenemos dos tendencias.

1.- El amor romántico genera violencia de género. La alternativa es el amor a secas y definirlo alejado de la violencia.

2.- El amor no puede ser jamás violento, de lo contrario no es amor. La alternativa es definir el amor alejado de la violencia. La violencia de género es perpetrada por hombres violentos en cualquier tipo de relación (amor romántico o un ligue de una noche)

¿Cuáles son las consecuencias de denostar el amor romántico?

Una de las consecuencias más notables es alejar a los niños y las niñas de las historias de amor que cuentan los cuentos de hadas. Este alejamiento de los cuentos que cuentan historias de amor consigue que las nuevas generaciones observen y hablen menos sobre el amor de pareja. Los cuentos de hadas relatan historias donde los hombres deseables son hombres que no maltratan a las mujeres, sin embargo, la cultura mediática no para de enviar mensajes que provocan deseo hacia hombres violentos o que desprecian a las mujeres a través de películas como “3 metros sobre el cielo”, series como “Sin tetas no hay paraiso”  o las letras de “Maluma” u “Ozuna”.

El feminismo contrario al amor romántico, a la postre, no ofrece historias e iconos de amor sano a los menores de edad. No se atreve a mostrar modelos de hombre digno de ser amable, puesto que, al fin y al cabo, sospecha de todo amor, sobre todo el amor heterosexual. Lo único que ha hecho es destruir el amor romántico, pero no ha construido ninguna alternativa.

¿Es importante la definición de amor?

Sí, definir el amor es una tarea necesaria e inacabable. Se ha ido construyendo durante miles de años y se seguirá construyendo en el futuro. Cada uno de nosotros configuramos nuestra idea de amor ayudado de la cultura y de las interacciones con familiares y amistades. Pero no solo construimos nuestra idea, sino que participamos en la construcción de una definición compartida del amor. Es decir, que construimos que es amor y lo que no es. La buena noticia es que tanto en un feminismo como en el otro se pretende de algún modo definir el amor como un ideal sin violencia, aunque en algunos casos más extremos se pretenda incluso atacar cualquier idealización del amor. La mala es que el feminismo que critica el amor romántico no construye un amor ideal a través de cuentos, canciones, mayormente lo critican. Esto crea un desconocimiento sobre el amor y en el peor de los casos un desencanto por el amor en la juventud dejando el terreno en barbecho preparado para ser sembrado con relaciones esporádicas (no sentimentales) que precisamente son estas las más propicias para sufrir violencia de género. Las relaciones de ligue de una noche son aquellas en las que los hombres violentos triunfan.

Definamos el amor tomando ejemplo de cómo definimos la amistad

Es curioso que cuando alguien comenta que su amigo le desprecia, miente o roba estamos seguros en afirmar que esa relación no es de amistad. Sin embargo, cuando una persona comenta que su amante o pareja amada le maltrata afirmamos que “hay amores que matan”. Flaco favor hacemos a las nuevas generaciones si les enviamos mensajes de este tipo. Debemos definir el amor tan bien como lo hacemos con la amistad. Ni el amor, ni la amistad deben ser contaminados con el engaño o con la violencia.

¿Cómo defino yo el amor?

Yo digo que el amor no es violento, que los celos no son amor, que el amor no duele, que el amor no mata.

Digo que el verdadero amor es un sentimiento bonito, es consensual, es respetuoso, es pasional, es duradero, es igualitario y nos libera.

El amor romántico no mata, libera.

gontzal

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.